Entre algunos de los nombres que fueron removidos de sus cargos, se encuentra el de Juliana Picoy, hija del exintendente de Arrecife Gustavo Picoy, quien trabajó con el exministro del Interior macrista Rogelio Frigerio y que pasó a ser la directora de Seguimiento de Gestión de la Unidad de Gabinete de Asesores del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, dependiente de Felipe Solá.

La designación de Kevin Fillmore, correspondiente al cargo de Coordinador de Diseño de la Unidad de Gabinete de Asesores, también fue dada de baja automáticamente, luego de que se notificara que el mismo había integrado la boleta de Juntos por el Cambio como concejal suplente en la localidad de Hurlingham.

De esta manera, el jefe de Gabinete logró apaciguar los reclamos que habían comenzado a resonar en sectores vinculados al kirchnerismo, que están dentro como así también fuera del Gobierno.